Anuncio

Colapsar
2 de 2 < >

Súmate a esta reivindicación de todos los defensores y usuarios de medicinas tradicionales y complementarias

Ver más
Ver menos

34ª Edición de la Feria Biocultura

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • 34ª Edición de la Feria Biocultura

    Durante los días 1, 2, 3 y 4 de noviembre de 2018 se celebra en el IFEMA de Madrid la 34ª Edición de la Feria Biocultura. Personalmente he asistido varias veces a la celebrada en Barcelona y en Madrid, y se la recomiendo a todo el mundo. Es la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante del estado español, con de más de 800 expositores y una visita superior de las 74.500 personas.

    BioCultura es un lugar de información, de encuentro y de intercambio. Para calar en la sociedad es imprescindible información, formación… y educar en consumo. Por este motivo las actividades juegan un papel imprescindible. Talleres, debates, jornadas profesionales, clases de cocina… pretenden acercar información, herramientas para que el ciudadano pueda cambiar sus hábitos de consumo con conciencia.

    Este año van a tener el priIvilegio de contar con el excelentísimo músico Eduardo Paniagua, en concierto, acompañado de Wafir Gibril y Pedro Burruezo, con espectáculo “Trovadores de las tres culturas”. Por otro lado, MamaTerra acerca la cultura "bio" a los niños con música y danza con árboles. También habrá una programación de documentales relacionados con el consumo responsable y la naturaleza. En fin, una fiesta en toda regla.

    Enlace al evento: http://www.biocultura.org/madrid

    Os pongo un pequeño resumen de su directora Ángeles Parra (presidenta de la Asociación Sin Ánimo de lucro "Vida Sana" que organiaza la feria): http://vidasana.org/noticias/ngeles-...el-consumo-bio

    Hace 34 años estaba todo por hacer. No habían productos, ni certificación. Era predicar en el desierto. Encontramos todo tipo de trabas. Pero, en estas décadas, hemos sido muy genuinos, nos hemos mojado por la agroecología. Hemos participado y seguimos haciéndolo en mil luchas contra la modificación genética, los falsos "bio", los pesticidas... El público ha premiado esta autenticidad y el convencimiento de nuestra apuesta. Poco a poco, la concienciación ha ido calando en la sociedad. A ello ha colaborado, básicamente, lo mal que está la situación: pandemias de todo tipo (cáncer, obesidad, diabetes...), escándalos alimentarios... Los alimentos ecológicos son la bandera del famoso Principio de Precaución. Cada vez más gente está despertando, y decide dar pasos hacia la sostenibilidad.

    Vivimos en una sociedad en la que no solo vale ya el sentido común, todo debe ser refrendado científicamente; en el Centro de Investigación en Epidemiología y Estadística de la Sorbona, en París se ha llevado a cabo la investigación publicada en JAMA Internal Medicine, y concluye que promover el consumo de comida orgánica podría ser una estrategia preventiva prometedora contra el cáncer.

    La agricultura convencional contribuye al cambio climático y éste influye a su vez sobre la agricultura. No es sostenible. Entre las alteraciones que se están produciendo en todo el mundo están las inundaciones y las sequías, la pérdida de biodiversidad, la desertificación, el descenso de agua dulce, la deforestación, el aumento del nivel del mar y las migraciones de millones de personas. A su vez estos desastres contribuyen a aumentar el cambio climático en un círculo que se retroalimenta. Cambiar el modelo de producción de alimentos es imprescindible para poder asegurar la soberanía alimentaria y combatir el cambio climático.
    Comentario del periodista Carlos de Prada:
    la agricultura ecológica ha probado estar mejor adaptada a los periodos de sequía reduciendo la erosión de los suelos y conservando mejor el agua. En la agricultura ecológica la emisión de gases de efecto invernadero es menor que en la agricultura convencional. Pero además la agricultura ecológica ayuda a preservar la biodiversidad, aumenta la fertilidad y productividad del suelo.

    “La verdad es que la única forma viable de alimentar a los 9.000 o 10.000 millones de personas que puede tener el mundo en el año 2050 es la agroecología, y que la agricultura industrial, basada en la agroquímica, es, realmente, una amenaza para lograrlo. Multitud de estudios e informes -incluso de la propia ONU- manifiestan que la agricultura industrial de la agroquímica y los monocultivos es un absoluto fracaso. daña gravemente la biodiversidad, que acaba con la polinización (que es clave para la producción mundial de alimentos), que envenena los suelos y las aguas, que produce unos daños sanitarios terribles (por ejemplo cientos de miles de muertos por intoxicación con pesticidas, que son disruptores endocrinos en los alimentos).”
    Por cada euro que se paga por un producto convencional, no ecológico, la sociedad ha de pagar otro en daños a la salud y otro en daños al medio ambiente.

    Se estima que ya son más de 2 millones de hectáreas en ecológico, lo que sigue situando a España en el primer puesto europeo y el 4º mundial.El relevo generacional es importantísimo.

    El sector ecológico está cambiando mucho y en muy poco tiempo. Sí, las grandes empresas y las grandes superficies han visto un nicho de mercado y se están introduciendo. No es bueno para el sector el hecho de que estas grandes empresas quieran funcionar en el sector "bio" como funcionan en el sector convencional, donde no hay la misma ética, los mismos conceptos, que funcionan en nuestro sector. El sector “bio” y su expansión son la punta de lanza de todo un cambio de paradigma que afecta a todos los ámbitos de nuestra vida (energía, salud, urbanismo, transporte, productos de higiene y cosmética, textil, construcción…)
Trabajando...
X