El magistrado instructor de Guadalajara, Jesús Villegas denuncia la intromisión del poder político en la justicia española. Los partidos políticos quieren controlar el único obstáculo que les separa del poder total: el sistema judicial.

Afirma que la justicia española “es un gigantesco ser deforme, un diabólico endriago movido por el temor”. El sistema funciona mal porque algunos jueces hacen el juego a la política. La manipulación del poder ejecutivo sobre el judicial es en ocasiones escandalosa, y es consecuencia de actitudes claramente deshonrosas. Que un juez diga esto no ofrece mucha confianza…

La clase política lo tiene bien claro: los jueces deben estar amodazados y no investigar.
Por los tribunales políticos de todo signo, se destapaban enormes casos de corrupción, que manchan a los partidos gobernantes, incluso a la Casa Real, pero tenemos la sensación de que, a largo plazo, todo sigue igual, que nadie toma responsabilidades, así que desconfiamos de nuevo en el sistema judicial.

“No cuesta demasiado esfuerzo manipular el complicado lenguaje legal para justificar cualquier cosa.”

Si mantenemos nuestro sistema jurídico actual, si las leyes se cambian para amordazar a los jueces, para profundizar en la falta de independencia y politizar la investigación criminal es posible que en breve nos veamos como en el Tercer Mundo.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/alma-...icial_1146604/